2009-08-17

Tenso funeral del comunero Jaime Mendoza en Angol

Comunidad Requén Pillán restringió el acceso a la prensa, mientras que la policía uniformada y agricultores construyeron fosos para proteger sus fundos. Se estima que unas 3.000 personas asistieron a ceremonia.


En medio de fuertes medidas de seguridad fue sepultado ayer el comunero Jaime Mendoza Collío (24), muerto el miércoles pasado en el violento desalojo de una toma en Angol. De acuerdo con la tradición mapuche, el funeral incluyó rogativas y rituales ancestrales, pero también se escucharon gritos que exigían justicia por el joven "weichafe" o guerrero.

La ceremonia empezó a las 13 horas en la casa de José Mendoza y Rosa Collío, padres de la víctima, al interior de la comunidad Requén Pillán, ubicada a 80 kilómetros al norte de Temuco, Región de la Araucanía. A las 17 horas, el féretro fue llevado en andas hasta el cementerio de la comunidad, custodiado por jóvenes a caballo y con lanzas. Se estima que 3.000 personas, incluyendo 200 delegaciones de las regiones del Biobío y de los Ríos, concurrieron al funeral.

Algunas medidas de seguridad fueron los fosos que construyeron carabineros y agricultores para proteger sus predios, en un radio de varios kilómetros. En tanto, los lonkos de la comunidad Requén Pillán restringieron el ingreso a la prensa, porque en su opinión no informó adecuadamemente sobre la muerte de Mendoza Collío. Los reporteros debieron ubicarse en los cerros aledaños al cementerio y no podían mirar hacia le ceremonia. En todo momento estuvieron custodiados por los mapuches.

Para los comuneros, la tesis de un enfrentamiento en la muerte de Mendoza Collío es insostenible. Recordaron que el joven murió de un balazo en la espalda y que sólo estaba armado con piedras y palos.

Hasta la comunidad Requén Pillán también llegó el obispo de Temuco, monseñor Manuel Camilo Vial, quien tiene una gran cercanía con las comunidades.

El obispo permaneció dos horas en el lugar. Antes de retirarse a Ercilla, dijo que "he venido al velorio de nuestro hermano mapuche Jaime Facundo porque, como pastor de esta diócesis, estoy muy impresionado por lo que ha acontecido. Pienso que es un fracaso de nuestra sociedad que no ha podido solucionar estos problemas por medio del diálogo y del entendimiento".

El religioso deploró que deban producirse hechos "tan lamentables como éstos para hacernos reaccionar". Sin embargo, advirtió que esta reacción puede convertirse sólo en algo "momentáneo" que oculta el "problema bastante más grave, que es el encuentro de dos culturas, de dos pueblos, que tienen que aprender a vivir en el mismo territorio y entender que tienen una tarea común".

Reparan escuela

La ceremonia fúnebre se realizó en medio de la creciente tensión en la zona mapuche de Biobío y la Araucanía, donde se han registrado nuevos hechos de violencia. El sábado fue incendiada una escuela municipal de la comuna de Ercilla y cuando concurría al lugar de los hechos, el fiscal jefe de Angol, Luis Chamorro, fue atacado a pedradas.

El alcalde de Ercilla, José Vilugrón (UDI), informó que hoy lunes se retomarán normalmente las clases en la escuela incendiada, dado que hay una parte que no sufrió daños y puede ser utilizada, mientras se realizan las reparaciones de la sección siniestrada.

No comments: